Confianza

Confío demasiado en la gente. Pero nada, lo que viene a ser nada, en mí. Por eso me considero diferente a ellos: especial.

Cada uno enmascara su cretinismo como le da la gana.

Anuncios

Memento de la verdad

De vez en cuando ocurre algo que podría llamar memento de la verdad. Cuando sucede sólo yo lo percibo así, para el resto de los mortales mi turbación, duda y zozobra no tienen sentido o explicación más o menos lógica.

El último de ellos ha sido cuando he dicho un comentario que me ha puesto ante una verdad pasada: las cuatro de la mañana de hace diez años, ciento cuarenta y cuatro días y nueve horas. Tenía un güisqui en la mano y un alcoholismo en gestación prolongada.

—¿Estás bien?
—Sí.

Y se callan. Me sirve, no como Respice post te, hominem te esse memento. Quizá poco apropiada para los tiempos que corren.

Mal de altura

Desde el séptimo apenas le llegaba el ruido de la calle. Abajo, una pareja discutía. Tras la ventana él escuchaba con atención. Deseó poder subir el volumen.

Se asomó, cerró los ojos y puso toda su atención en intentar captar sus palabras. Lo logró.

Fue una lástima que el impacto de su cuerpo contra la acera interrumpiera la conversación y no le dejara oír el final.