Esta mañana, mientras esperaba sentado en el autobús a que el atasco se diluyera lo suficiente como para llegar más o menos a tiempo a mi puesto de trabajo, vi dos idiotas.

Después, me quedé pensando en eso mismo. Dos idiotas. Esas dos personas son idiotas. ¿Lo saben? ¿Son conscientes de ello? ¿Por qué lo sé yo?

Ni siquiera lo sé. Lo deduzco. Tengo unas pistas: sus problemas de dicción, su espontaneidad irreverente y descarada, la amplitud de sus gestos, su boca perennemente entreabierta, su mirada ida.

No es la primera vez que me he encontrado con idiotas. Unos con más rasgos, otros con menos, pero idiotas al fin y al cabo. Pero en esta ocasión fue diferente. Eran muy idiotas.

Aunque, en verdad, el idiota era yo. O no. Porque a partir de estos dos idiotas entendí que era yo quien los convertía en idiotas. Ellos no lo sabían, o sí, pero actuaban como si no les importase. Su forma de ser era censurable únicamente a mis ojos. Los censuraba yo. Los calificaba yo.

El idiota era yo.

Como cuando alguien es alto. O bajo. O inteligente, o estúpido. A es B, siendo A algo, y B una opinión subjetiva. El verbo ser lo crea, y esta creación desaparece en el momento en el que el receptor de esta idea deja de pensar en ello.

Una garrafa de cinco litros es pesada cuando tienes seis años. Esa misma garrafa deja de ser pesada cuando tienes treintaiséis. La garrafa en la que pienso no es la garrafa en la que piensas tú, lector. Por tanto, no es ni pesada ni ligera. Como el color. El cielo es azul y la luz más alta del semáforo es roja. Un daltónico no piensa lo mismo. O si la luz está apagada (otro copulativo, sólo nos dice que una luz apagada podrá cambiar pronto de estado, a uno que no sea apagado (si es binario a encendido, si es ternario a intermitente, etcétera).

Por tanto, el verbo copulativo no aporta nada. En cambio, eso que aporta es lo que nos hace humanos.

O no. Tampoco es que importe mucho.

(Como tampoco importa mi inseguridad a la hora de escribir la frase anterior. Ahora ya está escrita.)

Anuncios

2 comentarios en “Palabras inútiles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s