Es fortuito

Elegí mi profesión que me da de comer y es fortuito.
Elegí una casa donde me cobijo y es fortuito.
Elegí un amor que me reconforta y es fortuito.
Elegí a mi familia, a mis padres y hermanos, y es fortuito.
Elegí a mis amigos y van y vienen porque es fortuito.
Elegí mis libros y películas y es fortuito.
Elegí un nombre que a su vez fue fortuito.
Elegí mi aspecto y mis taras de origen fortuito.
Elegí quién soy y es fortuito.
Elegí elegir y es fortuito
dentro del capricho de un orden fortuito.
Elegí preocuparme y dejar de preocuparme al ser fortuito.
Te elegí a ti como pude elegir a otro suceso fortuito.
Te dije adiós y te dije hola y el orden es fortuito.
Elegí la forma de matarme pero también es fortuito.
Elegí una única canción de nombre y ritmo fortuito.
Elegí la incomprensión, la soledad de lo fortuito.
Elegí el eco del valle de descubrimiento fortuito.
Elegí no elegir porque eso no es fortuito,
es un poema de carretera y madrugada.

La traición

Guy_fawkes_henry_perronet_briggs

Me traiciono cada vez que pienso en mañana y en ayer.

Cada vez que prefiero cerrar los ojos y dormir.

O salir y buscar una conversación.

O quedarme encadenado a una silla de madera llena de excusas.

Me traiciono a mí mismo sin piedad ninguna.

Y busco en el papel en blanco un verso único.

Me traiciono al creer que soy alguien.

Al pensar que merece la pena algo de lo que hago.

Al soñar que a alguien le importa esto.

Cavo mi propia tumba cuando espero algo de mí.

Es fácil traicionarme.

Me traiciono y la vergüenza llega,

la misma que me anima a pensar en mañana y en ayer,

en cerrar los ojos y dormir,

o salir y buscar una conversación.

Son mis excusas, las conozco bien.

Me traiciono en horario de oficina.

Fuera, ¡ay! estoy cansado.

Y como traidor no merezco más que mi muerte.

La estoy deseando.

Revolución (primer poema de Sheffield/Brough)

Empezar en un punto cualquiera del camino,

siendo el final el principio y el principio el final,

estudios, mujeres, amigos, días sin ordenar,

volver a empezar,

empezar a volver.

No importa el orden de las palabras sin orden,

esperanza, camino, salida, vuelta, vuelta.

No importa nada cuando el principio es final

y el final principio

y en medio la nada,

otro punto cualquiera que bien podría haber sido

el principio y el final al mismo tiempo.

 


Faltan dos días. Joder, ya está ahí.